No Está Sola

No Está Sola

por: Pam Otis

Si se encuentra embarazada, ¿Ha experimentado un sentimiento de tristeza o deseo de separación del bebé dentro de usted luego de haberse enterado de su embarazo? Muchas veces hemos escuchado de la depresión post parto causada por cambios hormonales luego del embarazo; sin embargo, existe algo llamado depresión prenatal que es similar y ocurre en al menos 70% de las mujeres embarazadas. Los sintomas son:

  • Problemas de concentración
  • Problemas para dormir
  • Fatiga
  • Cambios en los hábitos alimenticios
  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Depresión

Aunque algunos de estos síntomas no son tan serios como los de la depresión post parto, las mujeres deben estar conscientes de ellos. Los cambios emocionales de la mujer y otros cambios psicológicos al comienzo de su embarazo pueden causar estrés y miedo de un modo con el que no está familiarizada. Con la primera señal de estos síntomas, una mujer no debe sentirse avergonzada de buscar consejo profesional en ese momento, indiferentemente de si es, o no, un embarazo planeado. Es importante que una mujer embarazada esté consciente y entienda sus cambios emcionales y físicos y disipe las dudas y miedos sobre las cosas que no entiende sobre ellos.

Existen excelentes recursos relacionados al embarazo y gupos de ayuda gratuita para personas con dudas o con necesidad de asistencia en cualquier momento. Durante sus chequeos prenatales no tenga miedo de exteriorizar cualquiera de sus preocupaciones a su doctor. Puede preguntarle a su doctor por libros, referencias, panfletos o incluso páginas web que puedan ofrecer mejores explicaciones sobre la depresión prenatal. Ignorar la necesidad de tener ayuda puede crear una mayor e innecesaria ansiedad e incluso puede llevar a tomar desiciones confusas en la vida de la madre y del bebé.

Incontables madres han pasado por una gran variedad de preocupaciones relacionadas a la depresión prenatal y pueden compartir sus experiencias con usted en grupos de ayuda. Se obtiene una gran fortaleza, paz, alegría y entusiasmo al caminar junto a alguien la senda a través del mysterio de la maternidad. La novedad de que no está sola y que otras mujeres han tenido experiencias similares durante este período de su vida puede convertirse en un mecanismo de compartir esperanza durante tiempos inciertos.

Referencias:

Sobre el Autor

Otis es un voluntario de Birthright of Pittsburgh, Pa.

Los amamos a los dos